Control de la temperatura

El sistema de control de la temperatura intravascular de ZOLL le ofrece la capacidad y el dominio que necesita para controlar la temperatura corporal central de los pacientes quirúrgicos o gravemente enfermos en forma rápida, segura y eficaz.

Por qué es importante el control de la temperatura

La temperatura es uno de los cuatro signos vitales principales, y por largo tiempo se ha reconocido que el control de la temperatura es fundamental para la vida. En la actualidad, las sociedades médicas importantes recomiendan el control de la temperatura como el procedimiento diagnóstico habitual de muchos pacientes quirúrgicos o gravemente enfermos.

Los métodos tradicionales de control externo de la temperatura, como las mantas enfriadoras y calentadoras, las almohadillas de gel o las compresas de hielo, siguen siendo comunes en las unidades de cuidados intensivos (UCI), los centros de quemados, los departamentos de emergencias y los quirófanos. Sin embargo, el personal de enfermería y los médicos reconocen las limitaciones de los métodos externos, ya que son clínicamente poco eficientes, requieren mucha mano de obra y limitan el acceso a los pacientes graves. El control de la temperatura intravascular (IVTM™) de ZOLL está reconocido como un método seguro y eficaz para el control de la temperatura corporal central. De hecho, es mejor que otros métodos de enfriamiento para alcanzar y mantener la temperatura objetivo1.  

Cómo funciona el control de la temperatura de ZOLL

La tecnología IVTM™ patentada por ZOLL resuelve el problema central de la temperatura del paciente al controlarla desde dentro hacia afuera. Se inserta un catéter de ZOLL en el sistema venoso central de los pacientes quirúrgicos o graves (inserción en la femoral, la subclavia o la yugular interna). El sistema de regulación térmica Thermogard XP® de ZOLL controla la temperatura de la solución salina que circula a través de los globos del catéter por medio de un sistema de detección remota de la temperatura del paciente. La temperatura del paciente disminuye o aumenta a medida que la sangre venosa pasa por cada globo, creando un intercambio de calor sin infundir solución salina en el paciente.

1“Comparison of different cooling methods to induce and maintain normo-and hypothermia in ICU patients: a prospective intervention study”, Hoedemaekers, et al. Critical Care 2007, 11:891.